All you need is Liverpool

Para conocer Liverpool os recomendamos que olvidéis cualquier tipo de información que os hayan dado con antelación. Simplemente haced un reset y tened muchas ganas de conocer una ciudad que encandila por su beatlemanía en cada rincón de sus calles o el carácter alegre de su gente –ellos mismos se autodenominan scousers por su peculiar acento–, su loca afición al fútbol y sus infinitas ganas de saborear una cerveza en sus míticos pubs. En apenas una década, Liverpool ha sabido transformar y remodelar todos sus espacios para convertirse en una ciudad cosmopolita y enérgica, llena de constraste. No es de extrañar que se convirtiera en Capital Europea de la Cultura en 2008 y su zona portuaria fuera declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2004.Skyline Liverpool

PASEO POR EL FRENTE MARÍTIMO

Iniciamos el recorrido por el barrio del Waterfront (frente marítimo), sin duda el orgullo de sus habitantes por su rico pasado marítimo. En tiempos imperiales de los ingleses, el Albert Dock fue el crisol de los intercambios comerciales con el resto del mundo y flujo continuo de diferentes culturas. Posee una serie de edificios datados de finales del siglo XIX y fue construido con ladrillo, piedra y hierro. Concretamente esta zona tiene algunos de los atractivos principales de la ciudad. Tres de sus principales museos (todos gratuitos): Tate Liverpool, dedicado al arte contemporáneo, Maritime Museum, que explica toda la historia marítima de la ciudad, y el Internacional Slavery Museum, dedicado a la esclavitud. Muy cerca se encuentra el Centro de Convenciones Arena y la Echo Wheel of Liverpool, una espectacular noria donde se puede tener una estupenda vista de la ciudad. En la zona norte, concretamente en la zona costera de Pier Head, encontramos edificios emblemáticos como Royal Liver Building, construído por Walter Aubrey Thomas a principios del siglo XX, y fue el edificio más alto hasta 1965. Destacan sus dos torres relojes que están coronados por los Liver Birds, dos aves mitológicas que son el símbolo de la ciudad.

Junto a este podemos ver otros dos edificios que se construyeron en la misma época: Cunard Building y el Port of Liverpool Building. A escasos metros, encontramos el Museum of Liverpool, un museo interactivo recién inaugurado, diseñado para que disfrute toda la familia, donde se explica la historia de la divertida gente de Liverpool, desde la prehistoria hasta los iconos culturales más seguidos del pasado siglo. Merece la pena ver el skyline si cogemos alguno de los barcos que salen desde la terminal del Ferry (el trayecto sale por 10 €). Nuestra cámara lo agradecerá porque se cogen las mejores panorámicas de la ciudad, eso sí, si el tiempo acompaña.

Catedral

LIVERPOOL Y SUS CATEDRALES

Si hay algo peculiar en la ciudad, esas son sus catedrales. Y no, precisamente, porque sea un bien preciado de tiempos remotos, sino porque ambas estan construidas desde no hace mucho, concretamente a principios del siglo XX. La Liverpool Cathedral es la catedral anglicana, que imita el estilo gótico de las catedrales del medievo y es la más grande del Reino Unido. Para subir a lo alto es necesario subir 108 escalones, eso sí, con el aliciente de ver el campanario más alto del mundo. Lo mejor: las espectaculares vistas de Liverpool desde su azotea. La primera parte se acabó de construir en el 1910 y la segunda parte en el 1978. Al otro extremo de la calle Hope Street, se encuentra la Metropolitan Cathedral dedicada al culto católico y una arquitectura contemporánea. Recibe el nombre peculiar de Paddy’s Wigwam y se construyó en tan sólo cinco años (1962-1967).

DE PUBS

Quizá sea su proximidad a Irlanda lo que hace que el carácter de los liverpudlians sea tan abierto y alegre. Lo cierto es que Liverpool es un hervidero de actividad nocturna por la noche con sus pubs y clubes para todos los gustos. Si queremos salir a tomar algo, ya sea una cerveza o un cóctel, lo podemos hacer en los barrios de Liverpool One y Cavern Quarter. En este último encontramos Mathew Street, más conocida como la calle de los Beatles. No solamente porque en esta calle encontramos The Cavern Club, el mítico local (ahora reformado) donde la famosa banda tocaba en los años sesenta, sino porque también se encuentra la tienda oficial y numerosas cafeterías y bares dedicados a la banda.

Este barrio también alberga la torre más alta y visible desde cualquier punto de la ciudad, Radio City Tower, que es la estación de radio de Liverpool y retransmite música pop y dance desde 1974. Si queremos pasar unas horas de shopping, junto a estos barrios hay que añadirle el barrio de St George Quarter, zona donde encontraremos edificios emblemáticos como St George Hall, un imperioso edificio neoclásico que, aunque está reformado recientemente, fue construido en el año 1854 y es el museo de Historia y sede para festivales y espectáculos. Justo enfrente, encontramos el Empire Theatre, uno de los más grandes que posee la ciudad. A escasos metros también encontramos los museos World Museum Liverpool y el Walter Art Gallery, con obras de Rembrandt, Poussin, Degas, Picasso o Gauguin, imprescindibles para los amantes del arte.

The Cavern Pub

TRAS LOS PASOS DE LOS BEATLES

Parte de la fama mundial de esta ciudad se la deben Los Beatles, la principal atracción turística de todos los visitantes. Hay numerosos tours para conocer el pasado de estos ídolos del pop: Mendips y 20 Forthlin Road, las casas donde crecieron Paul McCartney y John Lennon, la escuela donde estudiaron o lugares que sus canciones los hicieron eternos centros de peregrinaje como la entrada de Strawberry Field o la calle Penny Lane. Los más fans pueden acercarse al The Beatles Museum, situado en el Albert Dock, y empaparse de la historia y las anécdotas de este famoso grupo de rock (el coste es de unos 20 € aprox). Por último, sin duda, visita obligada por Mathew Street, lugar donde se encuentra el famoso The Cavern Pub, la tienda oficial y estatuas de las bandas del grupo.

Licenciada en Humanidades, especialidad Arte, y Periodismo por la UPF. También ha cursado posgrados de Marketing digital y Social Media. Periodista que ha trabajado para diferentes medios y empresas del ámbito cultural. Se considera comunicadora cultural en todas sus vertientes siendo el arte, la fotografía y los viajes su pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *