Verona y el balcón de Julieta: recreación shakesperiana del amor

balconjulieta

Romeo y Julieta  es, sin duda, una de las obras más conocidas del dramaturgo inglés. Todo el mundo conoce la historia de la enemistad de los Montesco y los Capuleto, el amor incondicional de Romeo y Julieta y su trágico final.

Lo que no muchos saben es que, a pesar de la fabulosa ambientación de la obra teatral, William Shakespeare nunca puso un pie en Verona. Eso sí, Verona ha aprovechado bien la publicidad y se ha convertido en un rincón de peregrinaje para enamorados y en uno de los lugares más visitados de Italia.

En medio de las intrincadas calles Verona, en via Cappello nº23, se encuentra la conocida como “Casa de Julieta”, que cuenta incluso con el balcón donde los enamorados mantienen sus conversaciones. Es un edificio medieval en el que se encuentra el escudo familiar de la familia Cappelletti y por asociación se ha convertido en la casa de los Capuleto, es decir, en la casa familiar de Julieta.

 

LA CASA DE JULIETA EN VERANO

Para acceder a la casa de Julieta, que se encuentra ubicada en una especie de patio interior a cielo abierto, hay que caminar por un pasillo lleno de mensajes de amor que las parejas dejasn en post-it, tarjetas o folios por todas las paredes (junto con numerosos chicles, la verdad que no es del todo romántico, es más, da un poco de asco) que el ayuntamiento de Verona debe retirar dos veces al año por la afluencia de turistas: la víspera de San Valentín  y en Septiembre antes del cumpleaños de Julieta.

En el patio interior se encuentran algunas tiendas de recuerdos y se puede acceder al interior de la casa para hacerse una foto en el famoso balcón o ver los números cuadros que representan escenas de la obra. A los pies del balcón se encuentra la estatua de bronce de Julieta con su expresión delicada y romántica bajo las hojas de un bello árbol. Pero no todo es bello y delicado en la escultura: la pobre Julieta tiene el pecho derecho desgastado (a estas alturas ya está de color oro) porque dice la leyenda que si  le tocas el pecho a Julieta te llegará el amor verdadero. Una leyenda curiosa y romántica, siempre que no termine como la de esos dos amantes que son conocidos por poner fin a su vida de manera tan trágica.

Graduada en filología hispánica por la Universidad de Sevilla y actualmente asentada en Glasgow (Escocia). Trabaja de camarera pero en su tiempo libre ejerce de profesora de español en casa. Amante de la literatura y el arte pero, sobre todo, amante de viajar con su cámara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *